¿Por qué ahora?

Vivimos en un mar de toxinas

Tanto naturales como sintéticas. 

Metales pesados, elementos derivados del petróleo y un sinfín de otros venenos han sido ensuciando nuestro entorno desde la industrialización hace ya cientos de años.


Un paseo por el tráfico

El simple hecho de manejar detrás de un camión te expone a:

Una enorme cantidad de dióxido de carbono, ceniza, hollín, benceno 

y una serie de otros productos químicos tóxicos los cuales son fuentes de 

RADICALES LIBRES…  

Nuestro estilo de vida actual

80% Productos del Súper promueven la acidez

90% contienen aditivos 

99% del tiempo estamos expuestos a la radiación

 

Varias investigaciones exhaustivas en el campo de la Medicina Biológica han determinado que el proceso del envejecimiento se acelera cuando aumentan los niveles de ácido en fluidos corporales como la sangre, la orina y la saliva.

Estos niveles elevados de acidez aumentan drásticamente la oxidación de los tejidos. La combinación de ácidos elevados y una oxidación acrecentada promueven el aumento de bacterias, virus, hongos y células cancerígenas. El sobre crecimiento de estos elementos patógenos acelera la descomposición de tejidos sanos y esa aceleración resulta en un aumento rápido del ritmo del envejecimiento biológico del cuerpo. Este aumento en la edad biológica puede traer como consecuencia varias enfermedades.

“Esta agua ha hecho más por la salud de mis pacientes, la de mis padres, Lauren y la mía que cualquier fármaco, hierba, terapia, o vitamina que he visto en mis 28 años como médico. ¡El agua con estas características es el eslabón perdido! Este será el futuro de la salud.”  -Dr. Dave Lesman y Lauren Hacker

Wellners Family Logo